Acheronta  - Revista de Psicoanálisis y Cultura
Intervención sobre la transmisión
9° Congreso de la École Freudienne de Paris
sobre « La transmisión » (9/7/78).

Publicado en las
Lettres de l’École, 1979, n° 25, vol. II, pp. 219-220.
Jacques Lacan
Traducción de Michel Sauval

Imprimir página

Version en français

[………]

(219) Jacques Lacan - Debo concluir este Congreso. Es al menos lo que estaba previsto.

Freud se preocupó vivamente por la transmisión del psicoanálisis. El comité al que encargó la tarea se transformó en la institución psicoanalítica internacional, la IPA. Debo decir que la IPA, si le creemos a nuestro amigo Stuart Schneiderman, quien habló ayer, por ahora no es valiente. Es seguro que este congreso representa, con esta sala llena, algo que equilibra la IPA.

Freud, al designar lo que llamaba su "banda" - sin que sepamos muy bien si "su banda" (sa bande) debe escribirse "ça" (1) - Freud inventó esta historia, bastante chiflada hay que decirlo, que llamamos inconsciente; y el inconsciente es quizás un delirio freudiano. El inconsciente, eso explica todo pero, como bien lo articuló Karl Popper, eso explica demasiado. Es una conjetura que no puede tener refutación.

Nos han hablado de sexo sin sujeto. ¿Acaso eso querría decir que habría una relación sexual que no comportase sujeto? Eso sería ir lejos; y la relación sexual, de la que dije que no había, es llamada a (censée) explicar lo que llamamos las neurosis. Es por eso que me interioricé (2) sobre lo que son las neurosis. Intenté explicarlo en lo que se llama una enseñanza. Hay que creer que, con todo, esta enseñanza ha tenido un cierto peso puesto que logré tener toda esta asistencia.

Esta asistencia, debo decirlo, no me asiste. Me siento, en medio de esta asistencia, particularmente solo. Me siento particularmente solo porque las personas con las que debo tratar (j'ai affaire) como analista, los que llamamos mis analizantes, tienen conmigo una muy otra relación que esta asistencia. Ellos intentan decirme lo que en ellos no va. Y las neurosis, eso existe. Quiero decir que no es muy seguro que la neurosis histérica exista siempre/aún (3), pero hay seguramente una neurosis que existe, es lo que llamamos la neurosis obsesiva.

Esta gente que viene a verme para intentar decirme algo, hay que decir que no siempre les respondo. Intento que eso pase; al menos lo anhelo. Anhelo que eso pase, y hay que decir que muchos analistas se ven reducidos a eso. Es por eso que intenté tener algún testimonio sobre el modo (façon) por el que se deviene analista: ¿qué es lo que hace que después de haber sido analizante se deviene analista?

Debo decir que sobre eso me interioricé (2) y es por eso que hice mi Proposición, la que instaura lo que llamamos el pase, por el que hice confianza a algo que llamaría transmisión, si hay una transmisión en psicoanálisis.

Tal como llego a pensarlo ahora, el psicoanálisis es intransmisible. Esto es bien fastidioso. Es fastidioso que cada psicoanalista sea forzado - ya que hace falta que sea forzado - a reinventar el psicoanálisis.

Si dije en Lille que el pase me había decepcionado, es por esto, por el hecho de que haga falta que cada analista reinvente, según lo que haya logrado retirar del hecho de haber sido un tiempo psicoanalizante, que cada analista reinvente el modo (façon) en que el psicoanálisis puede durar.

He intentado darle a esto un poco mas de cuerpo; y es por eso que intenté un cierto número de escrituras, tales como el S barrando el A, es decir, lo que llamo el gran Otro, ya que es la S, con la que designo al significante, que, a ese gran A, lo barra; quiero decir que lo que enuncié oportunamente (4), a saber, que el significante tiene por función representar al sujeto, pero solo para otro significante - es al menos lo que dije, y es un hecho que lo dije - que quiere decir eso? Quiere decir que en el gran Otro no hay otro significante. Como lo enuncié oportunamente (4), no hay mas que un monólogo.

Entonces ¿como se hace para que, por la operación del significante, haya gente que se cura? Porque es bien de eso de lo que se trata. Es un hecho que hay gente que se cura.

Freud subrayó bien que no hacia falta que el analista esté poseído del deseo de curar; pero es un hecho que hay gente que se cura, que se cura de su neurosis, incluso de su perversión.

¿Como es eso posible? A pesar de todo lo que dije oportunamente (4), no lo sé. Es una cuestión de trucaje. Como le susurramos al sujeto que les viene en análisis algo que tiene por efecto curarlo, es esa una cuestión de experiencia en la que juega un rol lo que llamé sujeto supuesto saber. Un sujeto supuesto, es un redoblamiento. El sujeto supuesto saber, es alguien que sabe. Sabe el truco, puesto que hablé de trucaje recién; sabe el truco, el modo en que se cura una neurosis.

Debo decir que en el pase, nada anuncia eso; debo decir que en el pase nada testimonia que el sujeto sabe curar una neurosis. Sigo esperando que algo me aclare al respecto. Me gustaria saber por alguien que lo testimoniase en el pase, que un sujeto - puesto que se trata de un sujeto - es capaz de hacer mas que lo que llamaré la charla (bavardage) ordinaria, ya que es de eso de lo que se trata. Si el analista no hace mas que charlar, podemos estar seguros que falla el golpe (rate le coup), el golpe que consiste en efectivamente levantar el resultado, es decir, lo que llamamos el síntoma.

He intentado decir mas largamente sobre el síntoma. Lo he escrito incluso en su antigua ortografía. ¿Porque la elegí? "S-i-n-t-h-o-m-e", evidentemente sería un poco largo para explicarles. Elegí esa manera (façon) de escribir para soportar el nombre síntoma, que se pronuncia actualmente, no se muy bien porque, "simptome", es decir, algo que evoca la caída de algo, ya que "ptoma" quiere decir caída. Lo que cae junto es algo que nada tiene que ver con el conjunto. Un sinthome no es una caída, aunque lo parezca. A tal punto que considero que Uds., ahí, todos, tantos que son, tienen como sinthome cada uno su cada una. Hay un sinthome el y un sinthome ella. Es todo lo que queda de lo que llamamos la relación sexual. La relación sexual es una relación "intersinthomatique". Es por eso que el significante, que es también del orden del sinthome, es por eso que el significante opera. Es por eso que tenemos la sospecha de la manera (façon) por el que puede operar: es por intermedio del sinthome.

¿Como entonces comunicar el virus de ese sinthome bajo la forma de significante? Es lo que he intentado explicar a lo largo de mis seminarios. Creo que hoy no puedo decir mas.

Notas

(1) Si en francés escribimos "sa bande" - su banda - con ç: "ça bande", esto implicar tomar "bande" ya no como "banda" sino como conjugación del verbo "bander", cuya traducción clásica es "vendar", pero que también significa "estar tirante", costado por el que, en términos vulgares, es utilizado para indicar una erección.

(2) Lacan utiliza la expresión "je me suis enquis". La traducción del verbo "enquerir" es indagar. Pero en español el verbo indagar no admite la forma "je me suis", motivo por el que propongo utilizar la forma del "interiorizarse" que, aunque introduce una referencia a lo interior y exterior que los quisquillosos respecto de las cuestiones topológicas impugnaran inmediatamente, conserva el sentido de implicación subjetiva en la indagación que utiliza Lacan.

(3) Lacan dice "existe toujours". La traducción literal de "toujours" es "siempre", pero el sentido en la frase es de "aún".

(4) Aunque la traducción literal de "a l’ocasion" sea "en la ocasión", me parece que responde mejor a la redacción y sentido de la frase la expresión "oportunamente".

Traducción: Michel Sauval

Volver al sumario del Número 17
Revista de Psicoanálisis y Cultura
Número 13 - Julio 2003
www.acheronta.org